miércoles, 10 de diciembre de 2014

Portabilidad y el negocio de Telcel

Cambiarse de compañía telefónica es hoy en día una realidad en nuestro país. Y me refiero a quedarte con tu mismo número.

En telefonía fija, hice migración de Alestra a Axtel y fue algo rápido y efectivo. El único requisito que hay que tener es haber cumplido el tiempo mínimo requerido con la antigua compañía y claro no deberles nada.

Con la telefonía móvil supuestamente es igual de fácil, pero ¡neh! te ponen trabas y tratan de mantenerte con ellos, cuando se supone es tu derecho. Lo ideal sería cambiarte de un Plan a un esquema de Prepago, unos dicen que su puede y otros no. Lo que sí se puede tal cual es a la inversa, ahí no se ponen picudos.

Igualmente no debes tener adeudos y haber cumplido el "plazo forzoso" término que le encanta a Telcel.

La verdad de Telcel ya me harté, muchos dicen que es un mal necesario y que si la cobertura es mejor y demás patrañas. He estado investigando sobre Iusacell y Movistar y tienen planes muy atractivos. En el caso de Iusacell ellos sí te dan mucho más por el mismo valor.

La gran ventaja de Telcel es su variedad de equipos, cosa que la competencia se queda muy corta. Lo que odio en gran medida de Telcel es la mentada "fianza anual". Que son algo así como $200. Según mi investigación es la única compañía que lo maneja y claro viene estipulado en su gran contrato; ellos no van a perder.

La verdad es que hoy en día mucha gente lo que busca es el equipo iPhone, Samsung, Motorola o HTC, etc y se va con la compañía que lo tiene o que lo tiene más barato, así de simple.

Próximamente estoy por cambiar de equipo, ya le hace falta y claro Telcel coquetea conmigo de una u otra manera.

No conozco mucho de otras compañías pero ahí lo que no me gusta de esta compañía preponderante en nuestro país:

  • Nunca pago lo que se supone debo pagar, siempre hay 30 o 40 pesos de más y no logro identificar de qué son. Nunca me paso de minutos ni de datos.
  • Te limitaban a hablar a la misma compañía. Si lo hacía a otra zaz, cobros extras. Afortunadamente esto está cambiando y ya no te deben decir a qué compañía debes de hablar.
  • La fianza anual que comenté.  ¿Y esa qué o que?. Si yo dejo de pagar, de todos modos me cobran  cuando reactivo ¿no? Total, el servicio te lo cortan.
  • Renuevas y te dan un chip SIM "Amigo", y debes activarlo con $20 pesos.  ¿Cómo que para que lo quiero? Te digo que la casa no pierde nunca.
  • Por lo menos 1 hora y media para renovar un plan. Y una media hora de fila para que te atienda el Ejecutivo. Cualquier trámite por lo general es perder mucho tiempo.
  • Si hablas por teléfono all *111 o usas el chat, te mandan al Centro de atención. Y si vas al centro de atención te dicen que pudiste haberlo hecho por teléfono o chat. (Pónganse de acuerdo).
  • Palabras como forzoso, contrato, fianza suenan tan tétricos... que lo son.
  • Aplicaciones basura de Telcel instaladas en smarthphones y claro, no se pueden borrar. Léase, ideas Telcel, imusica, Plugger y medio mugrero más, que si los activas, los cobran, claro está.
  • La página mitelcel.com para consultar saldos funciona cuando le da la gana.


martes, 18 de noviembre de 2014

Impresoras vs cartuchos

El tema de tener una impresora a la mano es elemental. Más si a eso le añades un scanner, que a a la vez sirva de copiadora.

Muchos le pensamos en comprar una porque los consumibles a veces son más caros que el costo de la impresora. Suena ridículo pero a veces así es. Por consecuencia deducimos que el gran negocio de los fabricantes está en la venta de la tinta.

Yo de nostálgico me puse a recapitular las impresoras que he tenido. He usado tantas más pero digamos estas son las que he obtenido por mi cuenta. Creo he dejado una fuera, porque ni siquiera la recuerdo, así que aquí va.



Mi primer impresora allá por 1994 fue una HP Deskjet 510C según yo ese era el modelo. Constaba de 2 cartuchos para imprimir a color. El cartucho duraba bastante, se popularizó mucho la "recarga de cartuchos". Era mágico imprimir en ella, de la nada aparecía la hoja con el resultado. ¡Wow! me duró hasta que se descompuso. Era un producto caro para la época, casi era calidad láser, bueno al menos así se veía en ese tiempo.

Mucho tiempo después tuve una impresora como esta. Marca Epson. Modelo R200, algo así. Era cómoda y compacta, con una bandeja extra podía imprimir sobre CD, imprimibles claro. Lo malo era que usaba 6 ó 7 cartuchos, ya ni recuerdo. Lo típico son 3 de color y uno negro, pero esta y su calidad fotográfica exageraban en el consumo por un resultado normal.  Fotos sin borde era otra cualidad, papel fotográfico caro, cartuchos también. A la par tuve otra Epson que me regalaron, era más o menos como esta.



El diseño era muy bueno. El multifuncional era un plus. Podía incluso escanear negativos. El problema es que como fue regaladas desde EUA, en México nunca encontré los cartuchos de repuesto.
Era buena para copias y sus botones facilitaban todo. La pantallita salía sobrando, se supone podías imprimir fotos directo desde tarjetas o tu cámara. Pero, insisto es caro hacerlo en estas impresoras, cuando en las tiendas te dan una impresión en $1.50 pesos mexicanos 



Una temporada tuve una Epson parecida esta. En realidad era multifuncional. En general era buena aunque los cartuchos no duraban mucho. Tiempo después, al escáner le dio por dejar una línea azul en todo lo digitalizado, nunca tuve exito en quitarsela, ni actualizando drivers o resteando. Así que pasó a mejor vida.




Me harté de los colores y cartuchos, ya que el color para mi estaba de más. Las fotos las mando imprimir y para documentos cotidianos yo recomiendo una impresora como estas: una láser.
De hecho fue mi primer láser, nunca pensé tener una, pero fue posible. Los costos allá por 2009 eran aceptables.

El cartucho te rinde demasiado, hoy en día son muy baratas. Este modelo de Samsung me gustó por práctico. Tal vez un poco bromoso, pero vale la pena. No tenía escáner integrado. Después de varios años de uso, se puso como loca, según esto le afectó una tormenta eléctrica... y la acabe tirando. Nunca le cambié el cartucho. La tuve como 3 años y puedo decir que imprimí un montón.



Acabo de comprar esta impresora HP Deskjet modelo Advantage 1515. Es un multifuncional compacto y económico. Vuelvo a lo básico de sólo 2 cartuchos, los cuales no están tan caros. A este punto me interesaba tener escáner e impresiones a color de emergencia.
Me agradó que se instaló muy rápido sin yo prácticamente hacer nada. El diseño de HP en 20 años pues es definitivamente otro. A ver que tal sale, por lo pronto me ha dado el resultado.

Casi estuve a punto de comprar una Pixmar de Canon, pero los cartuchos son caros y no creo de un resultado tan diferente a HP.

A sido un viaje interesante de 20 años de impresiones.


jueves, 30 de octubre de 2014

Dropcanvas, para compartir archivos

Me disgusta que la gente te mande por correo archivos pesadísimo. No le veo problema si es un webmail, pero si lo usas en un cliente de correo como Outlook o MacMail ahí es el problema.

Lo mejor es mandar un link donde puedas descargar el archivo y listo. Claro, hay servicios como Dropbox que facilitan esto, pero hay gente que todavía se resiste a esto.

Bueno, la solución más práctica se llama Dropcanvas.
Abres dropcanvas.com, arrastras el archivo que quieres y esperas a que se genere el link. Lo mandas y listo.
Estos archivos tienen cierta vigencia, pero más que suficiente para que lo vean tus clientes o amigos.

En verdad lo recomiendo, es muy práctico y gratuito. Si te registras puedes darle seguimiento a tus "canvas".


miércoles, 23 de abril de 2014

Virgin Mobile llega a México


Para eso del verano de este año, llega una nueva compañía de telefonía móvil o celulares a nuestro país.

Y digamos, llega y no llega. Virgin es una compañía virtual, brindará el servicio a través de la infraestructura de Movistar, pero sí tendrán lugares físicos y call center propios.

Es decir, donde exista cobertura Movistar, habrá Virgin, así de fácil.  Se supone que la primera le vende a la segunda minutos y datos para que los revenda. No significa que ofrezcan los mismos planes o dispositivos.

Virgin Mobile estará enfocada al mercado joven. Su publicidad e imagen así lo demuestran.
En Chile y en Colombia ya tienen presencia bajo este mismo esquema de operador virtual y al parecer les ha ido muy bien.

Su centro de atención a clientes, le llaman algo así como Rock Zone, y a los clientes les llaman algo como Rockstar. Ves, que juvenil es el asunto.

A sus planes, les llaman antiplan, no tengo la menor idea por qué, pero bueno tal vez es estrategia de ventas.

Lo bueno de todo esto es que hay competencia y con eso mejoran los servicios y claro, los precios. Veremos qué tal le pinta a Virgin Mobile, porque en verdad ya urge que tengan presencia.

martes, 15 de abril de 2014

Aviate, para tu móvil con Android

Aviate es de esas cosas que tenemos que probar. Pero sólo para smartphones con sistema operativo Android.

Ahora tu teléfono se supone que será más inteligente.

Es pocas palabras es un "launcher" que te permite tener más organizadas las aplicaciones de tu celular, así como te ofrece diferentes opciones según el uso que le des.
Es decir en tu casa, trabajo, en un restaurante, etc.

Tiene un diseño simple, pero a la vez dinámico. Sin mucho esfuerzo, podrás entenderlo y navegar entre las diferentes opciones. Tu pantalla irá cambiando conforme avanza el día.

Las "colecciones" te agrupan automáticamente tus aplicaciones según su categoría, pero puedes moverlo a como te plazca.

Sin duda hay que probar esta App, que recientemente fue adquirida por Yahoo!, así que por algo será.

Por ahora está en fase Beta, pero muy estable. Y se requiere invitación al servicio, o bien registrarse para obtenerlo con algo de espera. Si te interesa una invitación contáctame y te la haga llegar por e-mail.

viernes, 7 de febrero de 2014

Instagram: La vida vista a través de imágenes

Instagram es una aplicación (app) fotográfica enfocada a redes social, que ha sido muy popular en los últimos años. Permite a cualquier persona aún sin experiencia y que tenga un smartphone o tableta capturar imágenes, editarlas rápidamente y publicarlas en esta misma red, o enlazarla a otras redes sociales como Facebook, Twitter, Tumblr, etc.


Por otra parte, me llama mucho la atención cómo cobró popularidad en tan poco tiempo y es que cualquier pudiera ser –casi- un artista gráfico en cuestión de un minuto.
Es por eso que también hay muchos detractores. Los profesionales de la lente demeritan mucho el trabajo de los amateurs y de los ‘fotógrafos instantáneos’, por llamarlo de alguna manera.

El New York Times, que es un medio que en lo personal valoro mucho, tiene este artículo en línea y en inglés al cual titula “La agonía de Instagram” (Williams 2013).  La información presentada es algo coloquial, sin embargo, es una crítica del servicio ofrecido por la aplicación y cómo la gente se hace fanática de ver y capturar estas fotos distorsionadas de la realidad. Y lo digo así, porque es raro ver publicada en esta red social una foto tal cual fue tomada.


El autor nos remite que Instagram ofrece una manera fácil de documentar tu vida, tus momentos importantes y compartirlos. Vaya, eso es algo muy bueno. Por el contrario, si el furor de este Polaroid digital ha pasado a ser una “agonía”. Dicho de otra manera si lo funcional y divertido se vuelve osado y particularmente una pérdida de tiempo.

Sin embargo, el gran atractivo de esta aplicación es que cuenta con varios filtros para retocar las fotos. Estos van desde efectos a blanco y negro, o simular una foto antigua y hasta novedosas saturaciones o excesos de color. También marcos decorativos, haciendo ver las fotos como un catálogo de revista de modas. Esto en si es una innovación, pero posiblemente una moda pasajera.

Fotografías recientes retocada en Instagram con efecto de los 70’s
Sin bien la fotografía digital tiene muchas ventajas y el aspecto de compartir con familiares y amigos, -o desconocidos-, cobra un valor agregado, que con la fotografía tradicional no se logra de manera simple.
La practicidad de tener una imagen al momento es algo común hoy en día. Pero esto nos puede llevar a una exageración de elementos, quiero decir, a tomar fotos sin una razón aparente.

Para Williams Instagram ofrece aspectos positivos, tal y como lo comenta en su publicación. Pero viéndolo crudamente, menciona el aspecto de voyerismo y de envidia a la vida de los demás.
Pienso yo que ventilar nuestra vida privada no sería cómodo para nadie. No debemos de sentirnos vigilados por publicar fotografías. Este es un tema que los niños y adolescentes con acceso a la red deberían comprender un poco más.

Aquí también entramos en una disyuntiva sobre ¿quién es el dueño de las fotografías publicadas? Cuántas veces no hemos escuchado que lo que publicamos en Internet no nos pertenece y que aparte se queda ahí para la eternidad. Recordemos que muchos de estos servicios son gratuitos y muchas veces ignoramos los términos y condiciones del servicio, así como las políticas de privacidad. Esto último todo un tema de discusión.

Hoy en día y gracias a los avances en software de edición, cualquier persona pudiera realizar fotomontajes; con un poco más de esfuerzo se lograrían imágenes profesionales. Este es un aspecto importante donde una imagen se puede tornar falsa. Si a eso se le da un sentido doloso, el panorama no es bueno.
Pienso, lamentablemente que hemos llegado al punto en que no todo lo que ves en Internet o en los medios de comunicación, es verdad. Hay que dudar un poco de las imágenes que nos topamos por ahí.



Williams, A. (2013, 13 de diciembre) The agony of Instagram. New York Times. Estados Unidos. Recuperado de http://www.nytimes.com/2013/12/15/fashion/instagram.html el 19 de enero de 2014.

Share it